La colaboración ciudadana consigue montar más de 700 batas desechables para personal del hospital Santa Lucía

Las primeras 150 batas desechables hechas por ciudadanos solidarios durante el fin de semana han llegado esta mañana al centro sanitario
Publicada el 30.Mar.2020

Jueves, 26 de marzo. Llamada de una jefa de Servicio el hospital Santa Lucía a una profesora de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) pidiendo ayuda para conseguir batas caseras de un solo uso para los profesionales que están en primera línea del coronavirus. Lunes, 30 de marzo. Un bombero del Parque de Seguridad de Cartagena recoge en casa de la profesora las 150 batas y las deja en el centro hospitalario. Éstas las han realizado miembros del Personal de Administración y Servicios de la UPCT.  Por su parte, vecinos del Barrio Peral y Santa Lucía y madres de varios colegios se han sumado a esta llamada y entregarán otras 550 este miércoles.

La primera etapa de esta iniciativa solidaria surgió de un grupo de mujeres, compañeras de inglés y se ha desarrollado con éxito. Los ciudadanos solidarios seguirán haciendo batas si los profesionales necesitaran más.

Las batas forman parte de las iniciativas para fabricar material de protección y evitar el contagios. Los voluntarios las han hecho en sus casas, durante el confinamiento, con sacos de plástico de 100 litros  y cinta adhesiva.

Solidaridad UPCT

La comunidad universitaria, entre la que se encuentran Personal Docente e Investigador, Personal de Administración y Servicios y estudiantes, se ha volcado en ayudar de manera desinteresada a sanitarios y personas que lo necesiten mientras dura la crisis del coronavirus. En ese sentido, voluntarios imprimen desde casa en 3D material sanitario para frenar los contagios; otros participan a través del  movimiento #FrenaLaCurva ayudando a los vecinos que lo necesiten; la Universidad también ha donado material sanitario a hospitales y centros de salud y ha puesto a disposición del SMS sus instalaciones por si fueran necesarias.

 

Etiquetado en:

coronavirus