Bienvenido a la web de la UPCT

Siete vías para alcanzar el éxito desde la UPCT

Publicada el 11.jul.2020
Información relacionada:

Este domingo a las 14:00 acaba el plazo de preinscripción en los másteres de la Universidad Politécnica de Cartagena y el lunes se publican las notas de la EBAU, con las que los estudiantes preuniversitarios podrán solicitar desde ese mismo día y hasta el 21 de julio su acceso a los grados de la UPCT, cuyos títulos destacan por su alta empleabilidad.

Siete historias de exitosa inserción laboral, una por cada centro de la UPCT, ejemplifican los caminos profesionales que pueden recorrer los alumnos que opten por realizar estudios de Ingeniería, Arquitectura o Empresa en la Politécnica de Cartagena

Agrónomo: las becas como semilla de una fructífera carrera
Las ofertas de trabajo no le han faltado a Leandro Martínez desde que acabó Ingeniería Agronómica en la UPCT. Este joven muleño, que trabaja en Agropharm Projects, una empresa que se dedica a crear proyectos de cultivo de cannabis medicinal, asegura que todo ha sido gracias a las becas de la Universidad. “He ido de beca en beca prácticamente durante toda la carrera”, resalta.

Comenzó en segundo curso con una beca de colaboración en Nutricontrol; entre el tercer y cuarto año del grado hizo prácticas en Transferencia Agrotecnológica y cuando entró en el máster fue seleccionado como becario en la cátedra de ICL.

“Es de becario cuando empiezas a colaborar con empresas de tu sector cuando comienzas a hacer contactos profesionales y eso es muy bueno de cara a salir al mercado laboral”, indica al tiempo que añade que cuando terminó el máster “tenía un abanico de ofertas laborales muy amplio”.

Arquitecto: estudio propio y directivo del colegio profesional
Hace solo tres años que Arturo García se tituló como arquitecto en la UPCT y desde entonces no ha parado de trabajar. Ha creado su propio estudio de Arquitectura 'Artema Arquitectos' y, además, forma parte de la junta directiva del Colegio Oficial de Arquitectos de la Región de Murcia.

"He aprovechado todas las puertas que me ha abierto la Escuela de Arquitectura de la UPCT", asegura el joven que cuenta que la formación recibida en la Escuela le ha permitido hacer contactos profesionales, perfeccionar su nivel de inglés en el extranjero y ejercer como representante de los alumnos.

Ahora dirige su propio estudio de Arquitectura que se centra fundamentalmente en clientes extranjeros. A la hora de sacar adelante sus proyectos, Arturo se apoya en compañeros con los que ha trabajado anteriormente e incluso en antiguos profesores. “Es una fórmula que funciona muy bien para sacar determinados proyectos adelante”, cuenta.

Civil: la Red de Cátedras como trampolín laboral
Ingeniero civil por la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y Máster en Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos por la misma universidad, Alejandro Casanova, lorquino de nacimiento, ha terminado trabajando en su ciudad natal. “Desde hace un año trabajo en Aguas de Lorca gracias a la beca de la cátedra Hidrogea”, asegura contento.

Terminó sus estudios en la UPCT en abril de 2019 y desde entonces forma parte del departamento de Obras de Aguas de Lorca , donde se ocupa de la supervisión, dirección y coordinación de obras, entre otras labores.

“Comencé a trabajar con ellos a raíz de la beca de la cátedra Hidrogea de la UPCT y cuando acabé la beca se me dio la oportunidad de entrar a formar parte de la plantilla”, explica, “desde entonces, aquí sigo, y muy bien porque hago lo que me gusta”, añade.

Empresa: emprendiendo negocios con compañeros
Solo hace dos años que Sergio, Ani y Lizeth terminaron el Grado en Administración y Dirección de Empresas en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), pero gracias a eso se han hecho un hueco en el mundo del marketing y de la comunicación.

“Empezamos a dar forma a nuestra agencia de marketing cuando aún estábamos en la carrera”, asegura uno de los responsables de Newsell, Sergio Robles, satisfecho de ver todo lo que han podido conseguir en solo un par de años de trabajo.

Robles, que afirma que ya están asesorando a empresas e instituciones, señala que los tres socios del proyecto fueron compañeros de clase. “El último año de la carrera empezamos a hacer un proyecto para el pequeño comercio, era una tienda online. Empezamos a desarrollar la idea y a partir de ahí fueron contactando con nosotros empresas para que les lleváramos los servicios”, afirma.

Industrial: de Sabic a Amazon sin salir de la Región
Carmen De Santiago Pérez (Cartagena, 1996) aprovechó al máximo la conexión Universidad-Empresa que existe en la UPCT. Becaria de la Red de Cátedras de la Politécnica, aplicó los conocimientos adquiridos en el grado en Ingeniería Química Industrial y en el Máster en Ingeniería Ambiental y Procesos Sostenibles en sus labores para Sabic y, en sentido contrario, utilizó su experiencia en esta gran factoría para sus trabajos finales de grado y máster.

Becaria de la cátedra de la Fundación Sabic en la UPCT desde octubre de 2017, en julio del año siguiente fue contratada en prácticas, aún antes de graduarse, por la compañía de fabricación de plásticos. Contratada en Sabic como ingeniera desde febrero de 2019, pudo también compatibilizar su primer empleo con el máster en Ingeniería Ambiental de la UPCT, cuyo TFM acaba de defender

En mayo de este año, en plena vorágine de la pandemia de Covid-19, fue contratada por la multinacional norteamericana Amazon, en cuyo centro logístico de Corvera trabajará en cuanto se abran las instalaciones. “Mi trayectoria laboral previa ha sido clave para conseguir este puesto de trabajo”, señala, ilusionada con el reto. “Por primera vez, voy a liderar a un equipo de entre quince y veinte personas”, apunta orgullosa. Esta veinteañera ya sabe lo que es trabajar para dos empresas internacionales y, en ambos casos, en puestos de trabajo situados en la Región de Murcia. “Todo al lado de casa”, resume satisfecha.

Naval: de Gran Canaria a Barcelona a través de Cartagena
África Marrero eligió, como otros cinco estudiantes canarios ese mismo año, hacer el Máster en Ingeniería Naval y Oceánica en Cartagena. Su TFM lo desarrolló en el aula CIMNE de la Politécnica y hoy día trabaja en este Centro Internacional de Métodos Numéricos en Ingeniería.

“En Gran Canaria, donde hice el grado, no existe el Máster en Ingeniería Naval y Oceánica. Dudaba entre Cartagena, Madrid y Ferrol y decidí que no quería sacrificar ni el mar ni el buen tiempo. La UPCT encajaba a la perfección”, justifica su elección, en la que también fue clave evitar aulas masificadas. “En la Politécnica disfrutamos prácticamente de clases particulares y así da tiempo a ver y a hacer muchas cosas en cada asignatura”, comenta.

Durante el segundo año del máster ya comenzó a trabajar en Navantia, compaginando el empleo con las clases. “Es muy afortunada la situación de la UPCT, junto al mar y el astillero público, donde hay muchas oportunidades de prácticas y ofertas de empleo. Si quieres quedarte en Cartagena, estudiando Ingeniería Naval es muy fácil”, asegura. En su caso, optó por volver a Canarias, a trabajar en un astillero, hasta que recibió una oferta en el CIMNE, donde ahora investiga sobre transporte marítimo.

Teleco: soñando con la NASA, acabó en la industria aeroespacial
Mónica Martínez Mendoza (Cartagena, 1983) inició en la UPCT, mientras cursaba Ingeniería de Telecomunicación, una senda profesional en torno a los satélites y la tecnología espacial que continúa orbitando, quince años después, en el grupo aeroespacial Thales, donde también trabajan otras dos exalumnas de la Politécnica de Cartagena.

“Tuve la suerte de trabajar en un proyecto final de carrera que me abrió el camino laboral que aún transito, aunque cuando comencé este camino no podía imaginar que acabaría trabajando en una de las empresas líderes del sector aeroespacial”, rememora. “Gracias a los contactos de un profesor en la ESA (Agencia Espacial Europea, por sus siglas en inglés), conseguí una beca para recién licenciados en su Centro de Investigación y Tecnología Espacial, en Holanda.

“De pequeña, siempre soñé con trabajar en la NASA, y resultó que acabé yendo a la ESA, donde además conocí al que hoy es mi marido”, destaca. Tras el doctorado, la llamaron de la Politécnica de Valencia para realizar una estancia postdoctoral. Y de allí fue a Berlín, donde consiguió una beca del gobierno alemán para investigar sobre filtros para amplificadores de potencia.

Cuando decidió volver a España encontró la oportunidad de hacerlo en Thales, diseñando equipos de radiofrecuencia para las cargas útiles de los satélites. “Aquí he podido participar en todo el proceso de diseño, desde la síntesis teórica en la que había estado investigando años atrás, hasta la fase de maquetas y fabricación de equipos de vuelo. Al final, todo cobró sentido”, concluye.