Una nueva arquitecta por la Politécnica diseña una estrategia para regenerar los vacíos urbanos de Cartagena

26.jun.2017
El inmueble ideado por Rosa Ros se adapta a los estrechos solares degradados del centro histórico reinterpretando las fachadas típicas con una doble piel aislante

Un edificio multiusos adaptado a los vacíos urbanos del centro histórico es uno de los últimos proyecto finales presentados en la Escuela de Arquitectura y Edificación de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), realizado por Rosa Ros Bas y dirigido por Juan Pedro Sanz Alarcón.

Su ‘Estrategia de colonización de vacíos urbanos degradados’ está pensada para dar respuesta “progresivamente a la demanda de viviendas que genere el centro histórico”, explica la nueva arquitecta titulada por la Politécnica de Cartagena. La alumna ha catalogado hasta 69 espacios que son, en muchos casos, un foco de suciedad, y “dan sensación de degradación, hasta el punto de que se ha utilizado para ambientar la guerra de Irak”, recuerda.

Concretada en el de la Plaza de la Merced, utilizado actualmente como aparcamiento junto al Muram, para el que ha diseñado un edificio con un Centro de Iniciativas Ciudadanas, para actividades colaborativas en la planta baja, viviendas para investigadores, con zonas comunes de trabajo y estudio, y un invernadero en la cubierta con vegetación que cae sobre la fachada para aportar sombra y humedad y contribuir al amortiguador térmico y al aumento de confort que también persigue la doble piel de lamas del inmueble, con la que se consigue mayor aislamiento y ventilación.

El diseño, basado en un sistema de banda mueble con configuración lineal de los usos y un gran corredor central, para garantizar la ventilación e iluminación de todos los espacios, está pensado para adaptarse a los diferentes vacíos del casco histórico, estrechos y alargados, con orientación mayoritaria Sureste-Noroeste.

La estructura del inmueble diseñado reinterpreta la configuración de las fachadas características de Cartagena, con balcón y mirador, reproduciendo a través de capas la generación de distintos espacios y usos.

Rosa Ros, quien empezó el proyecto como becaria de CTracción en la Red de Cátedras de la UPCT, ya busca nombre para el estudio de Arquitectura que ha montado junto a otra colega en la plaza Castellini. Su carrera profesional ya promete, tras quedar finalista en el concurso de ideas para la nueva Escuela de Arquitectura y Edificación de la Politécnica de Cartagena, sólo por detrás de arquitectos de prestigio internacional.