«Me habéis dado la alegría del día»

Personas con enfermedades neurodegenerativas, usuarias de AFA Levante, comparten recuerdos y vivencias en los Huertos de Ocio de la UPCT
Publicada el 20.Dic.2021

A Piedad le tienen que pedir que se tome un descanso tras varios minutos demostrando una flexibilidad envidiable a sus 81 años mientras abona las hortalizas que la asociación AFA Levante cultiva en los Huertos de Ocio de la UPCT en La Palma. “¡Lo que he disfrutado, me habéis dado la alegría del día!”, resalta durante una merecida pausa en esta actividad que busca la estimulación cognitiva y la actividad funcional de personas aquejadas de Alzheimer y otras demencias neurodegenerativas.

Plantando y cuidando lechugas, brócoli y cebolla, esta octogenaria rememora su infancia en Baza y cuenta a los jóvenes voluntarios de la asociación, algunos de ellos estudiantes de la UPCT, costumbres típicas de su tierra natal o a qué se dedican sus hijas, activando la preciada memoria.

“Preparar el terreno, labrar los caballones, plantar las semillas o los plantones, abonar, quitar las malas hierbas y recoger el fruto”, enumera Sonia Gayosa, coordinadora del área de Neuropsicología de AFA Levante. “Esta actividad ayuda a que los usuarios estén en contacto con la naturaleza y vean el proceso de crecimiento de lo que han plantado y el resultado del cariño que le han puesto”, argumenta, añadiendo otras ventajas como la activación de recuerdos: “Asocian olores, comidas, emociones y vivencias de su juventud o niñez”.

“Mis abuelos tenían una finca muy grande”, recuerda Piedad, volviendo a rememorar su provincia de origen. “Hay gente que lo ha vivido de pequeño o de más mayor y también personas que nunca han tenido huerto pero para las que también les sirve para estimular la capacidad cognitiva para ver que lo que hacen tiene un fin”, apostilla la responsable de la actividad.

Salir de la rutina establecida del centro de rehabilitación al mismo tiempo que continúan trabajando la estimulación cognitiva y la actividad funcional utilizando herramientas como el rastrillo, la azada o la piqueta es otra de los beneficios de la asistencia a los huertos que la UPCT facilita a AFA Levante.

“Gracias a estas actividades no me paso la mañana encerrado”, subraya Paco, quien nunca había arado la tierra pero tiene muy vivo el recuerdo de madrugar para ir a la panadería donde trabajó durante 26 años, una cifra que apunta con más facilidad que la de su edad actual.

“La pandemia está siendo muy dura para quienes tienen enfermedades neurodegenerativas y cada vez vemos más recaídas en personas jóvenes”, lamenta Sonia Gayosa.

A lo largo del año, más de 200 personas se beneficiarán de esta actividad que se inició hace seis años. Mientras plantan o entutoran las verduras,  limpian malas hierbas o ven cómo se riega, las personas con enfermedad neurodegenerativa  pueden recordar recetas de cocina asociadas a estas hortalizas o rememorar experiencias agrícolas anteriores.

 La colaboración entre la UPCT y AFA Levante, que atiende a usuarios de Cartagena y su comarca, ha permitido también realizar talleres con extractos de plantas aromáticas para estimular la memoria reconociendo lo que las personas ya sabían antes.

 

Etiquetado en:

AFAL · Huertos de Ocio