Flecha para ir a la noticia anterior
  Flecha para ir a la noticia siguiente

Bienvenido a la web de la UPCT

Ángel Arias: «La Industria 4.0 creará un nuevo tipo de trabajador»

Publicada el 19.feb.2021

 ÁNGEL ARIAS DOMÍNGUEZ- Catedrático  de  Derecho  del  Trabajo  y  de  la  Seguridad  Social.  Universidad de Extremadura

 

La llegada de la cuarta revolución industrial conlleva importantes cambios, según los expertos. Afirmaciones como que ” El trabajo, tal y como lo conocemos, ha muerto” o “Con la nueva revolución industrial surgirá nativos tecnológicamente, menos dependientes de su empresario y más sujetos a resultados y objetivos”, del catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad de Extremadura, Ángel Arias, ya avanza el nuevo escenario. El investigador, autor de numerosos libros y publicaciones especializadas en esta materia, abordará ¿El fin del trabajo o el fin del contrato de trabajo en la cuarta revolución industrial? el próximo 22 de marzo, en el congreso internacional “Retos interdisciplinares en el entorno de la Industria 4.0”.

Desde hace décadas, el empleo industrial ha sido el de mayor valor añadido y el mejor retribuido y con mejores condiciones. ¿Seguirá siendo así en la Industria 4.0?

La Industria 4.0 ha venido para quedarse. Las nuevas formas de desarrollo productivo demandarán cambios estructurales en la configuración del ordenamiento laboral, especialmente en la identificación del trabajador.

¿Qué vinculación puede tener la cuarta revolución industrial con la pérdida de puestos de trabajo?  

El profesor de la Complutense, Alonso Olea todo el maestro del Derecho Laboral , decía que los nuevos puestos de trabajos venían acompañados siempre de grandes descubrimientos tecnológicos. Por ello, la Industria 4.0 tiene que ser aprovecha para crear no sólo un nuevo tipo de trabajador, sino una nueva cultura de empresa.

¿Qué nuevos tipos de trabajador pueden surgir?

Nativos tecnológicamente, menos dependientes de su empresario y más sujetos a resultados y objetivos. Un trabajador menos fabril y más individual.

Hablará en el congreso del fin del trabajo. ¿Lo más destacable en tiempos de pandemia?

El trabajo tal y como se ha conocido tras el advenimiento de la Revolución industrial ha muerto. Nuevas formas de trabajo demandan un marco jurídico distinto.

¿Cómo ve usted la empresa postmoderna? 

Tan deshumanizada como la clásica.

En alguna ocasión se ha referido a las nuevas formas de esclavitud

Sí, la que procede del uso intensivo de formas de trabajo no colaborativo. Ya no se demanda un trabajador en grupo, activo e integrado en un núcleo de actividad. Se demandan trabajadores individuales, empresarios de sí mismo, sujetos a objetivo y plazos. Trabajadores de resultados, no de actividad.

¿Qué soluciona el teletrabajo a la nueva cultura y necesidades de  las empresas, tanto en tiempos de coronavirus como sin pandemia?

Indudablemente ha venido para quedarse. Nada volverá a ser como antes. Tras la pandemia no se volverá a “las reuniones” y a las actividades grupales. Eso tiene, necesariamente aspectos positivos, pero también negativos. Básicamente la pérdida de identidad del trabajador y el sacrificio de valores colectivos. En el trabajo se juega, se conversa, se charla, se hace sindicalismo, política, ocio… todo eso se perderá con modelos laborales individualizados.

¿Qué opina de la amortización de puestos de trabajo por la contratación de robots?

Lo que fue una profecía ahora es una realidad. Gravar con impuestos a los robots que sustituyen a trabajadores o hacerles pagar impuestos por su actividad no es una quimera, es una oportunidad que debe ser abordada, cuanto antes mejor.