Bienvenido a la web de la UPCT

Los alumnos de EBAU se examinarán en el campus CIM por primera vez, además de Muralla del Mar

La Comisión Organizadora de las Pruebas amplía las sedes en la Región con motivo de la Covid-19 y establece como obligatorio el uso de mascarillas
Imagen de la Facultad de Ciencias de la Empresa.
Imagen de la Facultad de Ciencias de la Empresa.
Boton ver imagen en grande
Publicada el 18.may.2020

Los alumnos de EBAU se examinarán en el campus CIM por primera vez, además de Muralla del Mar. Así lo ha decidido la Comisión Organizadora de las Pruebas de Acceso a la Universidad, que ha decidido ampliar el número de sedes para un correcto desarrollo de las pruebas en el marco de la crisis del COVID-19. 

Hasta ahora, los alumnos se han venido examinando de la antigua Selectividad en las escuelas de Industriales y Telecomunicación, en el Campus Muralla del Mar. Este año, por primera vez, harán sus pruebas en la Facultad de Ciencias de la Empresa, ubicada en el campus CIM, que este año también es sede provisional de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura e Ingeniería de Edificación.


En total las 9 sedes clásicas para la realización de las pruebas en la Región han pasado a ser 24. La Comisión Organizadora de las Pruebas recalca que la adscripción de centros a sedes se ha roto, siguiendo así el criterio de la proximidad geográfica y que el alumnado de una misma localidad, excepto Murcia y Cartagena, se concentrará en una misma sede.

De esa forma, apuntan que se ha reducido “drásticamente” la movilidad en el territorio regional, creando sedes y subsedes que “acercan” la EBAU y evitan grandes desplazamientos, utilizando para ello el criterio de localidad y microcomarca. Los 1.800 estudiantes que no se desplazaban nada pasan ahora a 3.750; los 2.500 que recorrían entre 6 y 10 se reducen a 1.600; los casi 400 que recorrían entre 21 y 25 kms. se reducen a una cuarta parte; y ninguno se desplaza más de 31 kms., cuando antes lo hacían cerca de 800, siendo solo 22 los que recorrerán entre 26 y 30 kms. Esta medida supone reducir los kilómetros recorridos por el alumnado de 77.500 a 33.000.

En ese sentido, establecen una serie de medidas de seguridad de cara a la realización de las pruebas, que serán uno de los eventos más multitudinarios que se realicen desde el decreto de Estado de Alarma.

Será obligatorio el uso de mascarillas debiendo cada alumno llevar al exámen la suya. No obstante, la organización dispondrá de una reserva “suficiente” que garantice que nadie esté en los puntos de encuentro, pasillos o aulas sin este elemento de protección.

Recomiendan, también, a los estudiantes que lleven al examen su propio dispensador de hidrogel y lo usen antes y después de cada prueba. El objetivo es evitar la concentración de estudiantes en torno a los dispensadores de que dispongan los edificios y que sean tocados por muchas personas en un muy corto intervalo de tiempo.

Las mesas empleadas en las pruebas, que estarán marcadas con un adhesivo,se limpiarán con desinfectante al finalizar cada examen, complementándose todo ello con las tareas generales de desinfección de las instalaciones.

En las salas de examen habrá una distancia mínima de 2 metros entre estudiantes en todas las direcciones, es decir, 2,5 puestos libres a derecha e izquierda y, si se trata de aulas con bancadas fijas, una bancada libre completa delante y otra detrás.

Además, se sustituye el pasar lista en la puerta del aula por citar al alumnado en puntos de encuentro en los exteriores de cada sede, uno por aula y materia, desde donde serán conducidos de manera ordenada y escalonada directamente a las aulas, distribuyéndose en el exterior en torno a las diferentes entradas al edificio. Cada estudiante recibirá un documento individualizado que contendrá información precisa sobre los puntos a los que ha de acudir para cada examen, acompañado de un plano con indicación de esos puntos, que estarán convenientemente numerados y señalizados. La salida se realizará también de forma escalonada.


En el caso de que un estudiante padezca Covid-19, debidamente documentado, y esté en régimen de aislamiento o cuarentena, la organización desplazará personal específico para que pueda realizar el examen, tratándose en este caso de personal sanitario convenientemente protegido. Si en la propia sede un estudiante plantease dudas sobre un posible contagio por presentar síntomas compatibles con los de la Covid-19, se le brindará la posibilidad de examinarse en un espacio aislado a tal fin en la propia sede, activándose un protocolo que incluye una intervención especializada de personal específico y la inmediata comunicación con la familia para que contacte con su centro de salud o el teléfono de emergencia de referencia, en su caso.

A su vez, se instalarán anuncios informativos sobre medidas de seguridad e higiene en
numerosos puntos de cada sede y se identificarán las zonas y dirección de paso,puntos de encuentro, etc, de forma clara y visible.

Imagen del campus CIM.