Bienvenido a la web de la UPCT

Dos egresados de la UPCT, nominados al premio internacional de Arquitectura para jóvenes talentos de la Fundación Mies van der Rohe

Francis Almonte y Víctor Martínez
Francis Almonte y Víctor Martínez
Boton ver imagen en grande
Publicada el 29.abr.2020

Unos refugios de ayuda humanitaria para emergencias impresos en 3D y la construcción de una red de comunidades, como nuevos modelos de hábitat, son los proyectos finales de carrera de los ya arquitectos por la UPCT, Víctor Martínez Pacheco y Francis Almonte. Ambos han sido nominados al premio internacional de Arquitectura para jóvenes talentos de la Fundación Mies van der Rohe.

“Estoy muy contento por la nominación, es un paso hacia la aprobación de este tipo de modelo de ayuda humanitaria”, ha asegurado el arquitecto Víctor Martínez Pacheco. En concreto, su proyecto consistió en una investigación de la arquitectura en catástrofes, caracterización del comportamiento estructural de piezas impresas en 3D, desarrollo de un sistema constructivo y aplicación en el diseño de un campo de refugiados y de un colegio en República Centrafricana.

Actualmente, Martínez Pacheco ha montado un estudio de Arquitectura en Murcia (Martinez Pacheco Arquitectura), dedicado a la arquitectura sostenible. Además, durante la crisis sanitaria provocada por el coronavirus ha participado junto al grupo regional CV19-FAB-MURCIA en el proyecto A.I.R. E. (Ayuda Innovadora para Crear Respiradores) imprimiendo con su impresora en 3D material de protección.

Por su parte, Francis Almonte, que trabaja en el estudio de Arquitectura del profesor de la UPCT Juan Pedro Sanz se siente también muy contento al haber sido nominado a estos premios. “Se han presentado muchos proyectos y es una alegría saber que han seleccionado el mío, ojalá llegue a la fase final”, confía.

En su proyecto, Almonte estudia los nuevos modelos de vida, entendiendo la arquitectura como un catalizador del bienestar para la sociedad. Se caracteriza por promover una red compleja de comunidades, que refuerza y gestiona las relaciones y la convivencia intergeneracional, en la que jóvenes y mayores conviven en viviendas independientes, pero compartiendo servicios comunes. La transformación de los modos de habitar supone un nuevo reto para el proyecto arquitectónico. Esta propuesta aborda, desde un punto de vista espacial, constructivo y urbano, todos los campos y contextos contemporáneos sobre esta reflexión social.