Bienvenido a la web de la UPCT

El laboratorio de Fabricación Digital de la UPCT se une al proyecto A.I.R.E. para fabricar material sanitario en 3D ante la crisis del coronavirus

Publicada el 17.mar.2020

El laboratorio de Fabricación Digital Sedi-cUp-ct FABLAB de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) se ha unido al proyecto nacional A.I.R.E (Ayuda Innovadora para Crear Respiradores) a través del cual se diseñará e imprimirá en 3D y otras tecnologías disponibles en estos laboratorios, material sanitario para cubrir las necesidades que vayan surgiendo para la atención de los afectados por la pandemia del coronavirus.

En el proyecto, aún en fase de validación de diseño, según la directora técnica del SEDIC de la UPCT, Lola Ojados, participan equipos multidisciplinares de distintos ámbitos que colaboran con el objetivo de poder utilizar tecnologías de impresión 3D para fabricar material sanitario como mascarillas, ventiladores, máscaras o protección ocular, entre otros.

“Aún estamos coordinándonos”, para estar preparados para cuando sea necesario empezar a fabricar, advierte Ojados, que recuerda que esta idea surgió primero a nivel internacional y más tarde se decidió hacer también en España. “Hay un foro en el que se está hablando de todo esto a nivel nacional, pero después se decidió hacer grupos a nivel de comunidades autónomas para una mejor coordinación”, explica.

De momento, los profesionales implicados se están organizando para “ser más operativos y útiles” ante esta crisis sanitaria. Ojados, junto a personal de la UPCT experto en ingeniería biomedica, como Joaquín Roca, en este caso, están, a su vez, pendientes de reunirse con el director del Servicio Murciano de Salud (SMS) para conocer en profundidad cuáles son las necesidades de material sanitario en la Región de Murcia y una vez las conozcan, se validen diseños y se tenga información de los recursos disponibles, “se verán los equipos de impresión 3D inventariados por el grupo Makers regional, coordinado por Rosa León que engloba a voluntarios de todos los sectores: instituciones, empresas, particulares... mediante un formulario, esto permitirá empezar a producir en 3D el material sanitario necesario de forma ordenada y priorizada”.

“Nadie está preparado para una circunstancia así”, admite Ojados. No obstante, considera que en circunstancias así es cuando uno se da cuenta de “lo solidarios que somos; la gente está loca por aportar lo que pueda”.