Bienvenido a la web de la UPCT

Una alumna de la UPCT propone cambiar a LED las farolas del centro de Cartagena para ahorrar energía

El gasto en luz se reduciría un 90%, evitando la actual sobreiluminación
Publicada el 07.ago.2018




La instalación de farolas con tecnología LED junto a otras mejoras en el alumbrado urbano en calles del centro histórico de Cartagena lograrían grandes ahorros energéticos, según un Trabajo Final del Máster en Ciencia y Tecnología de Edificación en Arquitectura de Eugenia Rodenas Morcillo, tutorizado por Josefina García León y Gemma Vázquez Arenas.

La alumna ha realizado es estudio lumínico para las calles del Carmen, Jabonerías, Santa Florentina y San Roque, en las que propone instalar unas setenta farolas con tecnología LED. El trabajo ha incluido la simulación virtual de cómo cambiaría la iluminancia de las calles en función de los diferentes modelos que baraja en su propuesta

El cambio a la tecnología supondría una reducción de la actual sobreiluminación, que supera ampliamente los requisitos de la normativa municipal, y conseguiría una enorme reducción del consumo eléctrico, así como de las emisiones de gases de efecto invernadero que conlleva la producción de electricidad, logrando un importante aumento de la eficiencia energética.

Así, el gasto anual para el Ayuntamiento de la iluminación de dichas calles pasaría de los actuales 4.808 euros a entre 400 y 500 euros con los diferentes modelos de luminarias LED. El cambio en las farolas requeriría de una inversión de entre 55.000 y 92.000 euros, que se amortizaría en entre 13 y 21 años gracias al ahorro en la factura de luz.

“Cualquiera de las tres posibles soluciones mejoraría en gran medida la presente instalación, con niveles de iluminancia media comprendidos entre los valores mínimos y máximos establecidos por la normativa de aplicación más actualizada para vías peatonales”, señala la alumna Eugenia Ródenas.

“Se han buscado nuevos diseños de instalaciones respetuosas con el medio ambiente, con niveles de iluminación acordes a las vigentes normativas de aplicación y adecuadas al uso actual de estas calles, ya sin tráfico rodado”, apunta la docente de la Escuela de Arquitectura y Edificación, Gemma Vázquez.

“El trabajo pone de manifiesto que el desarrollo de proyecto de iluminación usando herramientas de simulación permite un desarrollo más adecuado y mejor adaptado a las necesidades de la iluminación evitando sobrecostes en la instalación, en su mantenimiento y en su posterior uso a lo largo del tiempo”, concluye la también profesora Josefina García.