Bienvenido a la web de la UPCT

Proponen crear espacios públicos en las cubiertas de los edificios de El Carmen para aumentar la interacción social

Peatonalizar calles y calmar el tráfico son otras de las ideas del proyecto final en el grado en Arquitectura de la estudiante de la UPCT María Martínez
Publicada el 27.sep.2019

Superponer espacios públicos y privados es la solución de “microcirugía urbana” que la estudiante María Martínez Álvarez-Robles propone para regenerar un barrio denso y consolidado como el de El Carmen, en Murcia, sin apenas espacio libre para nuevas construcciones públicas. Así que la alumna ha diseñado equipamientos sociales para las cubiertas de los edificios y los patios de manzana privados, con el objetivo de crear nuevos lugares de interacción social.

El proyecto, tutorizado por los profesores del Laboratorio de Investigación Urbana de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) Marcos Ros y Fernando García, se centra en una de las áreas más vulnerables de El Carmen, la comprendida entre las calles Marqués de Corvera, Floridablanca e Industria, caracterizada por la alta edificabilidad, la escasez de espacios públicos y para el peatón y la vulnerabilidad social de su población, en gran medida migrante.

La alumna ha diseñado pérgolas y sombrajes para crear en las cubiertas de los edificios “espacios de charla y zonas de estar” para las que también propone el uso como cine de verano proyectando sobre las medianeras de los edificios. “Las azoteas son la quinta fachada del edificio y en Madrid y Estambul ya se están utilizando como espacio público”, sostiene la ya arquitecta por la UPCT. Su propuesta incluye la instalación de placas fotovoltaicas solares y la rehabilitación estructural de los edificios que se presten a dar acceso público a sus cubiertas.

María Martínez, vecina del barrio de El Carmen, también ha proyectado recorridos a pie y elementos de reducción de la velocidad del tráfico que eviten la sensación de “agobio” para los viandantes y recomienda la peatonalización completa de la calle Diego Hernández, que conecta la calle Floridablanca con la estación de tren, y realizar otras operaciones de calmado de tráfico.

“El proyecto de María ha sido una oportunidad de trabajar en cuál serían las metodologías para rehabilitar este tipo de barrios tan densificados, buscando los espacios de oportunidad en los que poder intervenir para solventar las carencias de dotaciones y espacio público. Al contrario de lo que pasa en los cascos históricos y en los barrios de vivienda social, los métodos para intervenir en este tipo de barrios están menos experimentados, y eso que probablemente en los próximos años empecemos a ver muchas propuestas”, señala el profesor Fernando García.

El trabajo con el que ha concluido el grado en Arquitectura en la UPCT partió de encuestas a vecinos del barrio y entrevistas con alumnos del IES El Carmen y usuarias del Centro de la Mujer para conocer la percepción de los problemas urbanos que tiene el vecindario. También cotejó esas opiniones con las de personas de otros barrios de Murcia, encontrando “muchos prejuicios, asociados a la migración y la pobreza, de quienes no conocen El Carmen”, señala la recién titulada.