Bienvenido a la web de la UPCT

El fracaso empresarial es ‘contagioso’, según una tesis de la UPCT

La investigación de la Politécnica identifica como un factor de riesgo del fracaso empresarial que las empresas que se encuentran en el entorno también fracasen. La tesis doctoral también investigó las cuentas de casi 3000 empresas en el municipio de Murcia, identificando un 17% con patrimonios netos negativos, situación equiparable al fracaso económico
Publicada el 06.jul.2018

‘Cuando las barbas de tu vecino veas afeitar, pon las tuyas a remojar’, el refranero sirve para resumir una de las conclusiones más importantes de la tesis doctoral ‘Análisis espacial de los efectos de contagio del fracaso empresarial’, defendida hoy en la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) y que recomienda una gestión empresarial especialmente prudente si se observan dificultades en las compañías vecinas.

“Nuestro modelo econométrico muestra como las probabilidades de fracaso empresarial se incrementan si las empresas del entorno aumentan sus ratios de endeudamiento, mientras que por el contrario disminuyen si las empresas de su entorno incrementan su rentabilidad. El hecho de que una empresa se encuentre rodeada de empresas en situación de fracaso económico incrementa la probabilidad de que dicha empresa fracase. En términos positivos y coloquiales, si a tus vecinos les va bien a ti también te irá bien”, explica Fernando López, Catedrático de la UPCT y codirector junto a Mari Luz Maté de la tesis doctoral de Christian Rodríguez Fuentes.

Para corroborar estos hallazgos los investigadores de la Facultad de Ciencias de la Empresa de la UPCT analizaron las cuentas de 2.710 pequeñas y medianas empresas del municipio de Murcia durante los años centrales de la crisis económica, entre 2011 y 2013, hallando que un 17% de las compañías murcianas, se encontraban en situación de fracaso económico ya que durante los tres ejercicios presentaban un patrimonio neto negativo.

La tesis muestra que las probabilidades de fracaso también se incrementan si entre el entorno empresarial hay firmas de los sectores donde más incidió la crisis económica y si éstas mantenía su actividad en alguno de los sectores económicos más vulnerables. Los datos señalan que la recesión afectó especialmente a empresas de hostelería, con un 27% de tasa de fracaso e inmobiliarias (21%), mientras que resistieron mejor las dedicadas al transporte (15%) y al comercio (12%). Asimismo, fue desigual el impacto de la crisis según el tamaño de las empresas murcianas. La tasa de fracaso fue del 18% en las empresas de menos de 10 empleados, solo del 8% en aquellas que contaban entre 10 y 50 trabajadores y del 11% en las medianas con plantillas de entre 50 y 250 asalariados. Y también sobrevivieron más las empresas maduras, de más de 15 años, que las jóvenes.

La tesis doctoral también identifica la localización de las empresas como un factor clave en la probabilidad de fracaso. Si las empresas se sitúan próximas a determinados puntos estratégicos: Parques industriales, nudos de comunicación o centros de investigación y universidades, la probabilidad de fracaso disminuye. Este trabajo ha sido publicado en Economic Modelling una de las revistas internacionales de mayor prestigio dentro del área.

Los investigadores consideran que los resultados de este trabajo pueden ser útiles para los gestores públicos ya que ayudarán a diseñar estrategias que permitan reducir el fracaso empresarial.