El doctor por la UPCT y nuevo director de I+D de Koppert España defiende la eficacia y sostenibilidad del control biológico de plagas

10.ene.2018
Francisco Javier Calvo, formado en la Escuela de Ingeniería Agronómica de la Politécnica de Cartagena, asegura que el control biológico de plagas tiene "grandes perspectivas de crecimiento"
imagen de la noticia
Javier Calvo, en un invernadero de la empresa

El nuevo director de I+D de Koppert España y egresado por la Universidad Politécnica de Cartagena, Francisco Javier Calvo, comenta que la producción de una forma sostenibilidad y libre de residuos químicos va ganando terreno en el mundo agrícola.

Hace unos años, para el control de plagas se venían empleando productos químicos de amplio espectro y de gran persistencia. Esto no solo era negativo para el medio ambiente, sino también para el consumidor, pues los productos agrícolas podían contener residuos nocivos para la salud. Sin embargo, en los últimos años las restricciones impuestas por gobiernos a su uso y las tendencias del mercado hacia productos más saludables y libres de residuos químicos, ha limitado mucho su uso. Así pues, el uso de herramientas de control biológico, que permiten controlar de forma eficaz, sostenible y libre de residuos multitud de plagas y enfermedades que afectan a los principales cultivos hortícolas, se ha incrementado de forma importante en los últimos años.

Pese a que el control biológico se ha consolidado como una alternativa eficaz al control químico, existen, sin embargo, diversos retos. En los cultivos hortícolas protegidos, donde la aplicación de técnicas de control biológico se encuentra más extendida, uno de los principales retos es dar solución a plagas emergentes que anteriormente, debido al uso de productos de amplio espectro, se consideraban secundarias o poco importantes. Otro gran reto es la consecución de programas de control biológico o integrado que permitan dar solución a las diferentes plagas y enfermedades que afectan a cultivos al aire libre, incluyendo hortícolas, frutales o cítricos. También, es importante mantener la alerta frente a plagas y enfermedades presentes en otros lugares, pero que en un futuro podrían afectar a nuestros cultivos.

A su juicio, el control biológico de plagas 'irá a más' con el paso de los años, sobre todo porque el consumidor 'está poniendo mucho empeño en que los productos que adquiere vayan libres de residuos y está presionando a supermercados y productores' para que así sea. Añade que hay 'grandes perspectivas' de crecimiento tanto en la agricultura protegida como en los cultivos al aire libre.

Javier Calvo comenzó a trabajar en Koppert España poco después de graduarse. Recuerda que entró en la empresa gracias a los contactos del profesor de la UPCT Pablo Bielza, a quien tiene gran estima y cariño y que lo hizo para realizar su proyecto fin de carrera. Entre los puestos que ha ocupado en la compañía antes de ser nombrado Director del departamento de I+D, destacan el de técnico investigador e investigador, siempre dentro del mismo departamento . 'El ascenso es un orgullo, ves recompensado el esfuerzo, el tiempo y la dedicación que has puesto', añade.

Koppert es la principal compañía en el sector del control biológico, produciendo insectos y ácaros depredadores y parasitoides, así como abejorros y microorganismos, usados en todo el mundo para el control de plagas y enfermedades y la polinización en multitud de cultivos. España es líder mundial en el uso del control biológico en cultivos hortícolas y frutales, siendo la Región de Murcia y Almería las zonas más destacadas.