Australia elige tecnología murciana para la red móvil más rápida del mundo

05.jun.2017
Equipamiento desarrollado en la UPCT probará velocidades de conexión que permiten descargar un vídeo 4K de 360º y 30 minutos de duración en tan sólo 15 segundos
imagen de la noticia
La cámara de reverberación de EMITE, en Australia.

EMITE Ingeniería, empresa spin-off de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT), en colaboración con la multinacional alemana Rohde & Schwarz, ha sido seleccionada por el operador móvil líder en Australia para la instalación del sistema que permite evaluar las prestaciones en el aire de los terminales móviles más avanzados del mundo, con velocidades de transmisión de hasta un gigabit.

Las velocidades de esa red permiten descargar en el móvil un vídeo 4K de 30 minutos y 360° en tan sólo 15 segundos. “Ya nada podrá escapar la atención del usuario en los streamings en directo”, destaca el fundador de EMITE, David Sánchez.

El equipo fabricado en la sede de EMITE en Fuente Álamo se ha instalado y validado correctamente en Australia, donde “será utilizado por el operador de telefonía móvil para determinar qué terminales podrán operar en la red de datos móviles más rápida del mundo, pionera en la agregación de portadoras con MIMO 4x4 en LTE Avanzado, también denominada como 4.5G y anticipo de la 5G”, explica el investigador de la UPCT.

“Estamos muy muy orgullosos de este importante salto de calidad y respaldo para EMITE”, comenta Sánchez, director ejecutivo de EMITE. “Con tecnología española y alemana hemos creado el único sistema del mundo capaz de realizar estas evaluaciones en el aire para sistemas celulares 4.5G”, resalta.

La empresa de base tecnológica EMITE Ingeniería, creada por el investigador de la Universidad Politécnica de Cartagena (UPCT) David Sánchez, ya participó en las primeras pruebas que se realizaron a nivel mundial para comprobar las prestaciones de la tecnología LTE Avanzado transmitiendo inalámbricamente datos a 600 megabits por segundo (Mbps), una velocidad récord mundial que multiplica por 30 las capacidades de los actuales móviles de alta gama, y anunció hace poco un avance similar con tecnología WiFi de la mano de la multinacional japonesa Anritsu.