Bienvenido a la web de la UPCT

"Poder volver a las raíces de nuestras familias es maravilloso"

09.feb.2018
Dos argentinos regresan a Cartagena gracias al programa Golondrina de estancias de estudio e investigación dirigido a los descendientes de murcianos residentes en el exterior
imagen de la noticia
Los dos jóvenes, junto al vicerrector de Internacionalización

Son argentinos, pero la sangre murciana y cartagenera corre por sus venas. Nicolás Melero y Laura Guillén nacieron en Argentina, pero gracias al programa Golondrina de estancias de estudio e investigación dirigido a los descendientes de murcianos residentes en el exterior han vuelto a la Región y estudiarán en la Universidad Politécnica de Cartagena hasta el mes de julio. Ambos manifiestan que poder volver a la tierra de donde sus familias tienen raíces 'es maravilloso'.

Mientras Laura, cuya familia es de Pozo Estrecho, confiesa haber pisado la Región en varias ocasiones, para Nicolás Melero, cuyos antepasados son lorquinos, no ha estado nunca antes en la Comunidad Autónoma aunque afirma que lo poco que ha visto hasta ahora de Cartagena le ha 'impresionado mucho'.

Nicolás Melero, que estudia Ingeniería Química en la Universidad Tecnologica Nacional de Argentina, y va a cursar asignaturas de grado en la ETSII y Laura Guillén, licenciada en Psicología, que estudió en la Universidad Nacional de Tucuman (Argentina), realizará una estancia de investigación en la ETSII sobre temas de 'Aprendizaje-servicio en Ingeniería', ya que en el aprendizaje-servicio el alumnado identifica en su entorno próximo una situación con cuya mejora se compromete, desarrollando un proyecto solidario que pone en juego conocimientos, habilidades, actitudes y valores. Esta propuesta de investigación pretende explorar modelos de éxito existentes en el ámbito de la ingeniería en la UPCT.

Laura cuenta que fue su padre el que emigró a Argentina en el año 1960 y fue entonces cuando montaron una panadería y conoció a su madre, lo que hizo que decidieran formar una familia en Argentina. 'A mí me gusta mucho la Región, tengo familia en varias ciudades de aquí y siempre que puedo vengo', añade.

Por su parte, Nicolás Melero relata que fueron sus bisabuelos los que durante la Guerra Civil decidieron emigrar a Argentina. 'Mis abuelos decidieron quedarse y allí formaron la familia; imagino que no quisieron volver después de la guerra por miedo', añade.


El programa Golondrina se creó en 2006 a través de un convenio entre la Comunidad y las universidades públicas de la Región.Los alumnos son descendientes de murcianos que tuvieron que abandonar la Región en busca de una vida mejor.