Experta en modernismo considera «un error conservar únicamente la fachada de los edificios, vaciando su historia»

17.nov.2016
«Vale la pena explotar el potencial turístico de la singularidad arquitectónica de Cartagena», afirma la restauradora Raquel Lacuesta

17.nov.2016.- La Universidad Politécnica de Cartagena acoge desde hoy y hasta el sábado el congreso internacional El Modernismo en el Arco Mediterráneo, al que asisten 150 congresistas para escuchar un centenar de ponencias sobre el Modernismo en Cataluña, Comunidad Valenciana, Región de Murcia, Andalucía, Melilla, Italia y sobre la influencia del modernismo español en Argentina. Junto a la UPCT, organizan el congreso la Consejería de Cultura, el Ayuntamiento de Cartagena y la Comisión Beltrí. La Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación (ETSAE) y el Departamento de Arquitectura y Tecnología de la Edificación forman parte también de las doce entidades colaboradoras. La conferencia inaugural del congreso ha corrido a cargo de la doctora en Historia del Arte y académica de Bellas Artes Raquel Lacuesta, gran conocedora del estilo modernista por su trabajo como restauradora del Ayuntamiento de Barcelona.

- ¿Qué importancia tiene el modernismo?
- Es el estilo que ha conformado a las pequeñas y medianas ciudades cuando se ensanchan más allá de sus murallas medievales. El modernismo es un fenómeno que se da en toda Europa y que hoy, por suerte, se está valorizando como inicio de la arquitectura moderna. Desgraciadamente, la configuración interna y el interiorismo artesanal se ha perdido por la moda de vaciar los edificios y solo conservar la piel que da a la calle, con el sufrimiento que eso conlleva para las fachadas. Es un gran error que se ha extendido como una mancha de aceite. El fachadismo no explica nada de la historia urbana, de cómo vivían quienes residieron en el edificio.

- ¿Qué relevancia tuvo el modernismo en Cartagena?
- Fue decisivo en la formación, configuración y estética de la nueva ciudad. A Cartagena llega un modernismo tardío, de segunda y tercera generación, en los años diez y veinte del siglo pasado, pero genera una urbe muy singular, con una riqueza arquitectónica muy valiosa. 

- ¿Qué se sabe fuera de la Región de Murcia de Cartagena como ciudad modernista?
- Es bastante desconocida. Poca gente se imagina que en su núcleo histórico se encuentra una arquitectura al nivel de las medianas ciudades europeas, configurando un tejido social propio de una capital.

- ¿Tiene potencial turístico el modernismo?
- Cartagena tiene una oferta que vale la pena explotar. Dentro de la unidad de estilo modernista, Cartagena tiene una gran heterogeneidad a la hora de cómo se conciben sus fachadas e interiores. Hubo una auténtica competición por ver quién hacía el edificio más señorial, más atractivo y llamativo. Y se encuentra iconografía muy variada, desde los clásicos, hasta temas catalanes y murcianos, como en la Casa Llagostera.

- Un estudio de la UPCT publicado esta semana propone recuperar el jardín modernista del principal cementerio de Cartagena. ¿Son importantes los elementos vegetales en el estilo modernista?
- Es imprescindible que los cementerios conserven su traza urbana, su plan urbanístico, su arquitectura, su vegetación y su suelo para conservar el silencio y el reposo para acompañar nuestro recuerdo a los difuntos.

Más información:

Acceso a descarga de ficheroPrograma

Acceso a enlaceWeb