Quixo


El juego del Quixo se realiza sobre un tablero en el que se colocan 25 cubos (5 filas por 5 columnas). Cada cubo presenta una cara con cruz, otra con círculo y otra sin figura o neutra (de color claro, siendo las otras tres restantes de un color oscuro).
Cada cubo se caracteriza por su cara superior, una vez colocado en el tablero, al principio se colocan todos los cubos con una cara neutra hacia arriba.

 


A) OBJETIVO DEL JUEGO

Crear una línea horizontal, vertical o diagonal de 5 cubos con su marca.

B) DESARROLLO DEL JUEGO

Por sorteo se determina quien inicia y quien juega con las cruces o con los círculos. Por turnos, cada jugador elige un cubo y lo desplaza según las siguientes reglas:

  • Elección y retirada del cubo: El jugador elige y retira un cubo neutro o con su marca de la periferia del tablero. En la primera vuelta es obligatorio retirar un cubo neutro. Nunca se puede retirar un cubo con la marca del contrario.
  • Cambio de marca del cubo: Ya se trate de un cubo neutro o con la marca del jugador, siempre se colocará con la marca del jugador en la cara superior.
  • Colocación del cubo: El jugador coloca el cubo en uno de los extremos que elija de las filas incompletas creadas al retirar los cubos: empuja el extremo y coloca el cubo. Nunca se puede colocar el cubo en el lugar del que fue retirado.

C) FIN DE LA PARTIDA

El ganador es el jugador que crea y anuncia una línea de cubos con su marca.