Pylos


El juego consiste en formar una pirámide de bolas de dos colores, sobre un tablero cuadrangular. Gana la partida el jugador que coloca la última bola de la pirámide. Para jugar necesitamos un tablero piramidal de 16 casillas, 15 bolas claras y 15 oscuras. La finalidad del juego es colocar la bola de la cima de la pirámide, para ello debemos intentar guardar más bolas en nuestra reserva durante la partida, para ser el que coloque la o las últimas bolas. Cada uno tiene la obligación de jugar cuando le toque. Un jugador que ya no tiene bolas en su reserva pierde la partida. Al principio de la partida, las bolas se disponen en reserva en la parte inferior de la pirámide (fig.A) Los jugadores construyen una pirámide de 30 bolas, apilándolas.

 

 

A) DESARROLLO DE UNA PARTIDA

Se sortea el turno y cada jugador va colocando una bola de su reserva en la casilla que prefiera...
Cuando en el tablero o en los niveles superiores se han formado uno o varios cuadrados de bolas, un jugador puede elegir apilar una de sus bolas. Entonces, cuando es su turno puede elegir entre:

  • Colocar una bola de su reserva en el tablero
  • Colocar una bola de su reserva en uno de los cuadrado de bolas
  • Desplazar una de sus bolas que ya se encuentra en el tablero, para colocarla en un cuadrado de bolas, únicamente si este desplazamiento sube la bola uno o varios niveles.

Esta última jugada permite economizar una bola de su reserva. Una bola presente en el tablero no puede desplazarse si ya soporta otra bola.

B) CUADRADO DE SU COLOR

Un jugador que forma un cuadrado de bolas de su color recupera inmediatamente una o dos de sus bolas del tablero, para ponerlas en su reserva. Puede recuperar cualquier bola que le pertenezca, en cualquier nivel (incluyendo la que acaba de colocar) pero excluyendo las bolas que sostienen a otras bolas. (Si al colocar una bola se forman varios cuadrados de bolas de su color, sólo pueden retirarse una o dos bolas).

C) APILAMIENTO Y CUADRADO

En la misma jugada, un jugador tiene la posibilidad de:

  • Subir una de sus bolas que ya se encuentre sobre el tablero.
  • Formar, de este modo, un cuadrado de su color
  • Recuperar inmediatamente una o dos de sus bolas para ponerlas en la reserva.

D) FIN DE LA PARTIDA

Gana el que coloca su última bola en la cima de la pirámide.
Para iniciarse en el juego podemos hacerlo sin utilizar la regla del "cuadrado de su color".